Somos miembros de #Red Viajar!

 

La semana pasada recibimos un mensaje de Guada Araoz informándonos que luego de ir a votación, nuestro blog fue aceptado como miembro de #Red Viajar – bloggers de viajes.

Marce se estaba bañando y le grito “Parce, nos aceptaron en Red Viajar!!!! aaaaaaahhhhhhh!!!!!

Unos días después, nos pusimos a ver los comentarios de la votación de varios de los miembros de la Red -de los cuales somos seguidores de muchos de ellos- y ver comentarios de personas que uno admira y tiene de referentes nos da una alegría enorme y nos alienta a seguir Dibujando el Camino…

Me tomo el atrevimiento de compartir la votación, porque para nuestro blog es un paso muy importante…

Screen Shot 2014-09-17 at 8.26.02 AM

 

Gracias Jime Sánchez, Guada Araoz, Enrique, Ana, Gabriela, Pablo y todos los que votaron!

 

Parce, parce, qué bueno!!!! no lo puedo creer! mirá qué lindos todos éstos comentarios!

…y leé el comentario de #CheToba!

Screen Shot 2014-09-17 at 8.57.05 AM

Gracias #CheToba, sabé que con tu comentario nos hiciste muy felices!!!

Además fue muy positivo para nosotros saber que no se identificaban bien los posts recientes al destacar posts en el home, y prestaba a confusión. Por lo cual el mismo día modificamos todo para solucionarlo y de paso estuvimos 2 días enteros reestructurando la página. Gracias Santiago!!! 🙂

Screen Shot 2014-09-17 at 8.48.56 AM

 

Para los que no los conocen, #Red Viajar es un grupo de bloggers de viajes cuyos objetivos son:

a. Difundir temas de interés para los bloggers de viajes con el fin de lograr un nexo entre el lector y la red.

LOGO para fondo blanco

b. Trabajar en equipo con el fin de consolidarnos dentro de un mercado competitivo.

c. Amplia utilización de las redes sociales, blogs y páginas como medio de difusión de un modo organizado y con contenido de calidad.

Después de todo ésto, nos fuimos a tomar una cerveza hasta el pueblo (a casi 2 km de nuestra casa) para brindar por éste gran día. Y fuimos a hacer el video de saludos para el evento que nos pidieron. Y sí, no nos pidan mucha seriedad!!! así somos!

 

Un abrazo para todos!!!

 

Advertisements

Sacamos a pasear a E.T.

 

El verano pegó el portazo y se fue con su mochila a recorrer el norte. No queríamos que se fuera, pero nos dijo que ya era suficiente por ahora, y dijo que nos veíamos a fin de año. Pero para que no lo extrañáramos tanto nos dejó una garrafa de 9 kg, una estufa y una factura de 200 dólares. El otoño llegó despacito, fue desnudando los árboles, y con él llegó el viento, la lluvia y el frío. Y al vivir en el paralelo 44º el frío se siente un poco más frío que en otros lados.

Nuestra casita es hermosa, pero no deja de ser un pequeño galpón modificado, al estilo de refugio de montaña, ya que vivimos en la parte superior de un depósito sin calefacción, el cual comenzó a convertirse en un pequeño frigorífico. Como Nueva Zelanda no subsidia el gas ni la electricidad, las facturas son dolorosas y obliga a los que tenemos recursos escasos en transformarnos en ecologistas del bolsillo, a pensar en que cada minuto de estufa eléctrica es un dólar menos. Ó una ruleta rusa para nuestra economía. Por eso decidimos comprar un calentador que se conecta a una garrafa (ó botella de gas), pensando en economizar y no morir congelados (esperemos no morir prendidos fuego). Muy contentos con la nueva adquisición, la fuimos encendiendo un par de horas sólo los días en que hacía frío, es decir, que en las dos semanas sólo tuvimos que encenderla 14 días. Sí, todos los días.

Para nuestro asombro, al día 15, el gas se terminó. Con temperaturas bajo cero, pasamos la noche tiritando bajo una cápsula formada por frazadas y bolsas de dormir, y la excursión hasta el baño era una odisea polar que debíamos evitar hasta el límite de lo insoportable.

La noche pasó y debíamos llevar a recargar la garrafa para no pasar otra noche parecida. Como no tenemos auto, nos propusimos ir caminando hasta la estación de servicio más cercana. “Sólo” nos separaban 2 kilómetros de nuestra casa. Entonces, determinados a lograrlo, cargamos la garrafa con el Frazada-System y salimos por las calles de Wanaka. Los vecinos del pueblo nos observaban como si lleváramos a E.T… Entre risas y chistes llegamos a la estación de servicio.  La ida fue fácil, pero la vuelta era 2 kilómetros a garrafa llena. Y el Frazada-Systemª se modificó a un estilo de Frazada-Mochi-Systemª, en el cual trasladamos todo el peso a nuestras espaldas a la par, poniéndole ritmo y coordinación a nuestro andar. Digna de una prueba de terapia de pareja muy difícil de superar. Pero pensar en el frío de la noche era el incentivo para enfrentar el desafío. Y ya con menos risas, menos chistes y más cansancio, pero con la misma onda, logramos nuestro objetivo. Volvió el calor a nuestra casa. Pero esta vez, en vez de medir el gas en dólares x minuto, lo medimos en pasos con garrafa x minuto.

IMG_0524

IMG_0653

 

la telenovela de mi visa

Esto va para todos los que me han preguntado o los que se han intrigado por el estatus de mi visa y de mi vida viajera.

Salí de Nueva Zelanda porque me habían dando la odiada “limited visa” de la que les había hablado antes, tenía que salir del país para pedir una nueva visa y nos fuimos para Australia a hacer todos los trámites.

IMG_0690

IMG_0595IMG_0790IMG_1033IMG_0878IMG_1084IMG_1134IMG_1382IMG_1745

Mientras esperamos hicimos de todo; conocimos Sydney al derecho y al revés, Cristina nos llevó de paseo, hicimos picnics, viajamos en tren, llegamos a Melbourne, amamos Melbourne, visitamos a mi hermanito, (hicimos mil cosas mas que les contaré en otro comunicado) esperamos y esperamos hasta que finalmente tuvimos una respuesta. Me dieron una visa por un mes (otra vez). Compramos un tiquete a Nueva Zelanda, nos fuimos al aeropuerto y la chica del check-in nos dice que tengo que tener un tiquete de vuelta, que especialmente para los colombianos exigen tiquete de salida del país. Salimos corriendo a comprarlo antes de que nos dejara el vuelo, lo compramos, pasamos migración, corrimos al avión, nos sentamos y tuvimos un plácido vuelo hasta Nueva Zelanda. Llegamos, nos bajamos, pasamos migraciones, me pidieron la visa, el tiquete que habíamos acabado de comprar y me dejaron entrar sin mas trabas ni complicaciones, así que aquí estamos en Wanaka, en una casa increíble con La rubia y Marce que son increíbles disfrutando de un Lago hermoso y de unas montañas nevadas preparándonos para volver a mandar los papeles para extender la maldita visa de un mes que me dieron. fin

IMG_1968