Bariloche – Puerto Madryn – Buenos Aires (x 2)

Resumen de los idas y vueltas: El 10 de agosto llegó Marce a Buenos Aires, y después de un asado de domingo en familia viajamos a Bariloche. Una semana después cruzamos la Patagonia en tren en 13 horas, y de ahí 5 horas en bus hasta Puerto Madryn + 2 horas a Puerto Piramides. Frío. El frío más frío que vivimos… Ballenas:pocas. De ahí a Trelew y vuelta a Buenos Aires. Al otro día nos fuimos al Tigre a andar en lancha. Volvió el Calor!… cumple de Tete, fuimos a la cancha a ver San Lorenzo vs River (a hinchar por River en el medio de la hinchada de San Lorenzo). A San Telmo, a tomar un vino a Aldo´s, a la Viruta a bailar tango, al Malba a ver la exposición de Yayoi Kusama, hicimos las letras de mi sobri Lorenzo. Nos volvimos a Bariloche en camioneta, dormimos 2 horas en una estación de servicio de Neuquén hasta que nos echaron. Llegamos a Picún Leufú y logramos dormir con nuestras bolsas de dormir (ahí si que pasamos frío!). Una semana de mudanza y de familia, pintando el mural, jugando al Carrera de Mente y despidiéndome de mi lugar y mi gente (y cargando cajas en la camioneta). Pegamos la vuelta con tormenta de nieve. Dormimos en Neuquén, y la vuelta a Buenos Aires con lluvia y más lluvia… y llegamos a éstos últimos días haciendo trámites y más trámites para el viaje que se viene… 🙂

Un pasaje a Bariloche que cumple 11 años.

Imagen

Un día como hoy hace 11 años atrás, llegaba a Bariloche con éste pasaje de Andesmar… Con varios lagrimones este finde me despedí de mi lugar en el mundo quién sabe hasta cuando, pero con la alegría de saber que me voy sólo para perseguir más sueños. El tiempo pasa demasiado rápidoooo y sólo puedo decir que fui muy feliz!!! los quiero amigos barilochenses y gracias por todo!!! CARPE DIEM! 

Cruzando la Patagonia

Llegamos a Pirámides luego de un viaje hermoso de 12 horas en tren desde Bariloche hasta San Antonio Oeste, y de ahí 4 horas de bondy hasta Madryn. Llegamos a la tarde a Pirámides y nos recibieron las ballenas en la costa con un atardecer increíble… ayer hubo una tempestad que no nos dejó salir del pueblo. Y hoy… se largó a nevar con mucho viento… y el frío es mucho más frío que el de Bariloche… aaaaaaaaaaaaaaaaahhhhh… y las ballenas las vemos por internet…. jajaja! 🙂

Refugio Otto Meiling, Tronador – Bariloche

En mi lugar en el mundo, di cierre a un viaje inolvidable, de ésos que te marcan para siempre. No podía sentir que había llegado a mi casa, sin antes sentarme en el lugar donde nació éste sueño. Donde busqué consejos para cada decisión, y encontré las respuestas en el horizonte. Entendiendo que las decisiones que tomamos son las que nos definen, y la forma de dar significado a los sueños. Y una vez que se entiende eso, no queda más que seguir generando y persiguiendo sueños, durante toda la vida.