Dibujando la calle Ardmore de Wanaka

Advertisements

We´re drawing the way (video by Joaquín Grau)

Una tarde de invierno, nuestro amigo Joaco vino a casa a visitarnos, sacó su cámara, nos hizo un par de preguntas, y logró un video increíble!  un genio.

Gracias Joaco!  🙂

Les recomendamos ver más videos de nuestro amigo Joaco (Joaquín Grau) en su página https://www.facebook.com/farmchile

¿Por qué Vamos Dibujando el Camino?

 

Evolución
Evolución

Allá por principios de septiembre de 2012, sentado frente a la computadora en mi trabajo -como vendedor de productos financieros en un banco-, soñaba con la posibilidad de largar todo y hacer el viaje que siempre soñé.

El 1º de enero de 2013 partí desde Bariloche (Patagonia Argentina) con rumbo norte sin demasiados planes. Antes de salir,  se me dió por crear la página “Vamos dibujando el camino”, y en ella escribí ésto: “Esta mochila va cargada de sueños, y de todos esos momentos de mi vida que me hicieron reir y llorar. Entendiendo que todo es “perfectamente como tiene que ser”, y que las cosas buenas y malas –como todo viaje- dibujan un camino hacia un lugar, al que en algún momento se llega… Pero que la vida es eso que pasa durante el viaje. Armar esta mochila es una de esas respuestas del tiempo. Hoy, la misma se prepara para vivir, para emocionarse, para explorar, para descubrir, para caminar, pero sobre todo para conocer nuevas personas y esas experiencias de vida. Esa gente que el destino dice que por algo tenés que conocer. Esta mochila esta preparada para vivir. Para dar el primer paso hacia la vuelta al mundo”….

Los días fueron pasando y de tanto andar aparecí en el Amazonas. En la mochila grande llevaba mis sueños. En la mochila chica toda la plata, la cámara con todas las fotos del viaje y el pasaporte. Ésta es la que me robaron al subirme a un barco de carga en Iquitos, Perú. Por esa razón tuve que hacer 600 km por el río Amazonas y llegar a una triple frontera sin pasaporte ni permiso de salida. De alguna forma logré pasar y llegar al aeropuerto donde tenía un pasaje hasta Bogotá, Colombia. Un pasaporte de emergencia en la embajada Argentina tardaría 10 días en llegar. Tiempo suficiente para que el destino me presentara a una colombiana tan divina como loca, con una botella de fernet y bailando cuarteto.

Unos días después, estábamos recorriendo juntos la Ruta del Café (Armenia, Salento, Valle del Cocora y Manizales), donde me dí cuenta que a ella le encantaba dibujar las cosas que pasaban en el viaje.  Y me hizo dar cuenta, además,  que dibujar lo que ves en el camino te hacía observar con detalle cada lugar y cada momento, para disfrutarlo un poco más. Y de tanto verla dibujar, me dieron ganas de dibujar a mi también. Y a ella le dieron ganas de viajar. Una combinación perfecta.

Y así, entre dibujo y dibujo, nos enamoramos  y decidimos empezar a dibujar el camino juntos, para darle el sentido a la página que -como una premonición- había nacido antes de comenzar el viaje…

 

El árbol mágico de Wanaka

 

 El viernes pasado debíamos presentar 3 obras para la segunda exposición de arte del pueblo. Marce -que es la que sabe- se puso a dibujar muy juiciosamente y presentó una acuarela increíble. Yo, en cambio, muy vago, me puse a dibujar un par de días antes, y como recién estoy empezando con ésto de la acuarela -sumado a que estamos laburando todo el día- y nos queda poco tiempo, no llegué a presentarla. Pero al menos quedó registrado ante las cámaras que lo intenté!

Éste árbol es la postal del pueblo, y como me tenía hipnotizado, no podía dejar de dibujarlo, a mi manera…

 

 

 

IMG_1638

Somos miembros de #Red Viajar!

 

La semana pasada recibimos un mensaje de Guada Araoz informándonos que luego de ir a votación, nuestro blog fue aceptado como miembro de #Red Viajar – bloggers de viajes.

Marce se estaba bañando y le grito “Parce, nos aceptaron en Red Viajar!!!! aaaaaaahhhhhhh!!!!!

Unos días después, nos pusimos a ver los comentarios de la votación de varios de los miembros de la Red -de los cuales somos seguidores de muchos de ellos- y ver comentarios de personas que uno admira y tiene de referentes nos da una alegría enorme y nos alienta a seguir Dibujando el Camino…

Me tomo el atrevimiento de compartir la votación, porque para nuestro blog es un paso muy importante…

Screen Shot 2014-09-17 at 8.26.02 AM

 

Gracias Jime Sánchez, Guada Araoz, Enrique, Ana, Gabriela, Pablo y todos los que votaron!

 

Parce, parce, qué bueno!!!! no lo puedo creer! mirá qué lindos todos éstos comentarios!

…y leé el comentario de #CheToba!

Screen Shot 2014-09-17 at 8.57.05 AM

Gracias #CheToba, sabé que con tu comentario nos hiciste muy felices!!!

Además fue muy positivo para nosotros saber que no se identificaban bien los posts recientes al destacar posts en el home, y prestaba a confusión. Por lo cual el mismo día modificamos todo para solucionarlo y de paso estuvimos 2 días enteros reestructurando la página. Gracias Santiago!!! 🙂

Screen Shot 2014-09-17 at 8.48.56 AM

 

Para los que no los conocen, #Red Viajar es un grupo de bloggers de viajes cuyos objetivos son:

a. Difundir temas de interés para los bloggers de viajes con el fin de lograr un nexo entre el lector y la red.

LOGO para fondo blanco

b. Trabajar en equipo con el fin de consolidarnos dentro de un mercado competitivo.

c. Amplia utilización de las redes sociales, blogs y páginas como medio de difusión de un modo organizado y con contenido de calidad.

Después de todo ésto, nos fuimos a tomar una cerveza hasta el pueblo (a casi 2 km de nuestra casa) para brindar por éste gran día. Y fuimos a hacer el video de saludos para el evento que nos pidieron. Y sí, no nos pidan mucha seriedad!!! así somos!

 

Un abrazo para todos!!!

 

Me tiré con la certeza de que me iba a caer

No me puedo mover, tengo un moretón gigante en la nalga y cientos en las piernas, me duelen los brazos y apenas puedo caminar: ayer fuimos a esquiar.

Mi primer contacto con la nieve fué con el señor del raspado cuando salía de clases de natación, después en el Nevado del Ruíz, con mal de altura, olor a azufre, frío y ganas de volver a tierra caliente, el año pasado pasé unas semanas de invierno en Bariloche y por primera vez ví la nieve caer del cielo, la toqué, me la comí y la disfruté, pero la relación que establecimos ayer es verdadera, intima, cercana… De ahora en adelante, la nieve y yo somos una sola.

No me gusta el frío, ni el invierno, ni las capas de ropa que me tengo que poner para sobrellevar los “bajo cero”, no me gusta tener los pies fríos ni que se me congele la crema de dientes ni quedarme en la cama porque no soporto la temperatura mañanera, soy tropical, mi cuerpo esta diseñado para que el frío máximo sean diez grados y el calor treinta, pero de hoy en adelante no me importa nada, voy a perseguir las montañas, los inviernos,  y las pistas negras, voy a disfrutar del frío invernal siempre que pueda subir a una montaña y deslizarme.

Salimos de la casa a las ocho de la mañana con rumbo a la montaña, bajamos al centro hicimos dedo y nos levantó un australiano, Clint, conversamos, nos habló de su vida en Australia y de su temporada de invierno en Wanaka: Snowboard, esquí tra la la, tru lu lu…. todo completamente lejano de mi lenguaje y experiencias. Nos bajamos del carro y le dije: “nunca te voy a olvidar, sos parte de mi primera vez en la nieve” sin imaginarme que mi posición en la vida de “odio el frío” iba a cambiar drásticamente por “quiero mi pase para el próximo invierno”.

Todo era nuevo. Las botas, las aerosillas, las antiparras, bla bla bla, palabras que nuca había usado y que no entendía como se ponían ni como funcionaban. Salimos a la nieve y fuímos a la pista de principiantes, dos metros de pista con una mini pendiente que para mí era un mundo. No sospechaba lo que iba a pasar, en mi cabeza, esquiar era muy parecido a tener unos patines: estar en una superficie con pendiente y rodar. No.

Subirse a unos esquíes es intentar  pararse en una pista jabonosa, es tensionar las rodillas y dejar que la montaña haga lo que le de la gana con vos.

Lean me dice: “Listo, vamos a la montaña, ya le perdiste el miedo”. Obviamente yo estaba en pánico, nos agarramos del poma (ni idea, otra nueva palabra) que nos subió hasta la cima de la montaña, no sé como me tiré, no sé que estaba pensando, no se de donde salió el impulso que me lanzó de frente a la pendiente. Me caí. Nunca me levanté, se me congeló la nalga, se me rasparon las manos con la nieve, me caí cien veces, Lean me levantaba, una y otra vez, avanzaba un metro y al suelo. Tenía que aprender a sentir la nieve y la pendiente.

Lean (esquí sensei) me enseñaba, me daba consejos y tips, yo… en el suelo.

Me paré, tuve que aprender a pensar y a sentir de una nueva manera, tuve que tirarme con la certeza de que me iba a caer.

Subimos, estaba decidida a ir de un lado al otro de la montaña haciendo lo que todos hacían con tanta facilidad, sentía la frustración de la inexperiencia, miré la montaña y sin pensarlo me tiré sin la presión de hacerlo bien, sin la presión de la técnica, sin pensar que en algún momento tenía que parar, con la ligereza de la ignorancia y permitiéndome ser torpe, lo hice. Lo hice y me caí, obvio, pero lo hice. Salí rodando, me dolió todo, pero ya no había vuelta atrás. Después del dolor en el cuerpo llegó la maldición de la montaña, dejé de ser dueña de mi misma, dejé de pensar en hacerlo bien, dejé de preocuparme por los golpes, me entregué a la velocidad y a las caídas, ahora a la montaña le pertenece mi felicidad.

marcelillapilla

The artist´s corner

Tenemos una buena historia para contarles…..
Hace un par de semanas nos contactamos con unas chicas que empezaron un proyecto en Wanaka, van a abrir un espacio de arte que tiene galería, salones de clases, y tienda de materiales. Les contamos un poco de nuestros dibujos, les mostramos las acuarelas y los cuadernos llenos de bocetos y les encantaron, asi que…. el primero de septiembre empezamos con clases de dibujo!!!!

Y armamos éste video para promocionar las clases…

 

the artist´s corner