Arequipa

La “Ciudad Blanca” nos recibió con su eterno custodio: el volcán Misti de fondo. Como llegamos casi de noche, ya pudimos organizarnos para subir al Cañon del Colca al otro día. Y a la vuelta, tuvimos un par de días para disfrutar de una ciudad muy colonial, con una Iglesia de las más grandes que ví que asustaba, como para que quede claro quién era el dios que mandaba. Arequipa es la ciudad más grande de Perú después de Lima, pero muy bien distribuida y lo que más nos llamó la atención fue que casi no existian terrenos libres sin cultivar. A veces uno cree que esta en el campo y esta en plena ciudad. Una frase que simboliza a Arequipa en uno de sus arcos es “Ciudad con fisiología de semilla, pues donde cae un desacierto, brota enseguida una revolución”.

ImagenImagenuiImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagenImagen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s