Puno

En la tierra de los uros, bajo una lluvia torrencial, con Pablo y Bruno visitamos las Islas, pero el clima no nos permitió ver a la comunidad con su vida habitual (y menos sacar buenas fotos). De todas formas fue increíble ver las construcciones sobre islas de juncos. El pueblo Uro, que hoy vive prácticamente del turismo y de la venta de sus artesanías asombra con su forma de vida. Poseen sólo lo necesario para vivir, porque si tienen demasiado se hunden. Y así como en la vida, nos enseñan que cuanto menos necesitamos, más felices somos… La ciudad de Puno, con su inmensa catedral con su típica Plaza de Armas, su arquitectura colonial, sus claustrofóbicas calles, y con sus veredas casi inexistentes, terminan siendo una postal Latinoamericana. Las moto taxis, su peatonal, sus vendedoras ambulantes, su mercado central… y caminar bajo la lluvia, reflejarse en su historia, y seguir emocionándose con cada detalle. A cada paso, respirar el aire del pueblo, y a seguir dibujando el camino.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s